Fin de trabajo presencial en la empresa de WordPress

Cincuenta años atrás nada definía mejor el entorno laboral del trabajador medio como la oficina. La mera idea de trabajar estaba asociada a desplazarse varios kilómetros para llegar a un puesto laboral, a un cubículo, donde compartías ocho horas al día con tus compañeros y tus superiores. Era algo tan definitorio del siglo XX como el mismo fin de la oficina del XXI: un hecho consustancial a su mundo laboral.

Varias décadas después la realidad es distinta. Aunque la vasta mayoría de empelados de las grandes tecnológicas continúan trabajando desde oficinas tan lujosas como las de Apple, el telecommute, el trabajo remoto desde el propio hogar, se ha convertido en una norma más que asimilada. Tan es así, que empresas como Automattic, la compañía detrás de una de las plataformas de publicación más importantes del mundo, WordPress, las está poniendo a la venta.